CLICK AQUÍ PARA ESCRIBIRNOS

5 pasos para vivir mejor en una residencia universitaria

5 pasos para vivir mejor en una residencia universitaria
26 agosto, 2016 Residencia Universitaria Santa Rosa de Lima
residencias universitarias salamanca

Atención, futuras habitantes de la residencia universitaria en Salamanca Santa Rosa de Lima: empieza una etapa clave en tu vida, en la que te harás más persona, te formarás y serás feliz.

Te regalamos esta pequeña lista de 5 pasos que te llevarán a disfrutar a tope la vida en la residencia de estudiantes.

¿Lista para iniciar tu etapa universitaria?

Ya queda poco: el próximo curso te encontrarás viviendo en una residencia de estudiantes, en pleno centro de Salamanca, rodeada de otras chicas universitarias entre las que, muy probablemente, encuentres amigas para toda la vida.

Viene una época preciosa en tu vida. Si sigues estos cinco pasos, esta época viviendo en la residencia universitaria será aún mejor.

¿Empezamos a andar?

Paso 1: Aparca la timidez

Es posible que antes de llegar a la Universidad fueras una persona tímida. Incluso puede que antes de esta época te costara horrores entablar conversación con otras personas, y prefirieras encerrarte en ti misma para evitar situaciones en las que tuvieras que interactuar socialmente.

No pasa nada: igual que tú, les ha pasado a muchísimas personas.

Buenas noticias: llegar a la Universidad no es como cambiarse de escuela, colegio o instituto, donde ya están los grupos hechos y solía costar hacerse un hueco. Aquí es diferente.

Entonces, ¿qué pasa en la Universidad? ¿Es un lugar mágico donde la timidez desaparece de la noche a la mañana?

Bueno… no es exactamente así, pero ¡casi, casi! Resulta que a Salamanca vienen cada año miles y miles de estudiantes. Todos vienen de fuera, dejan sus vidas anteriores en sus lugares de origen y no les queda más remedio que relacionarse con otras personas.

Todo el mundo viene con necesidad y ganas de establecer contacto, ya lo verás. Hasta la persona más tímida es capaz de encontrar la forma de hacer amistades, relacionarse con compañeros y profesores… y de ligar, por supuesto.

Aquí vas a descubrir tus verdaderas capacidades para vivir en sociedad. Y si vives en una residencia universitaria, el proceso te va a resultar aún más fácil.

residencia universitariaPaso 2: Asume que todo el mundo tiene algo que aportar

Olvídate de los rollos del instituto, de si unos “molan” y otros no, de “los guays” y “los marginados”. ¡Estás en la Universidad, espabila! Por suerte, esas antiguas distinciones ya no tienen sentido en la universidad.

Aquí todos cuentan.

Todas las personas que viven contigo tienen algo (o mucho) que aportar a tu vida, y adivina qué: tú también tienes mucho que aportar a todos los que te rodean.

Paso 3: Aunque sea por egoísmo, cumple las normas

A veces las normas son un rollo, y nos dan ganas de pasar de todo y no cumplirlas. En una residencia de estudiantes también hay normas, claro. Sois muchas personas viviendo en las mismas instalaciones y, si no se cumplen las normas, la convivencia sería un caos.

Si no se pueden tener mascotas en la residencia, es por algo. Lo mismo se aplica a los novios: imagínate que cada residente se trae a su novio. Tú sabes que puedes tener “a raya” al tuyo, pero, ¿harán lo mismo todas las demás chicas?

Son sólo un par de ejemplos: cada norma tiene un porqué. Cada vez que te preguntes a qué viene “esa estúpida norma”, ponte en el lugar de las demás personas, intenta sentir lo que sentirían ellas si fueras tú quien quebranta la regla.

Paso 4: Haz el esfuerzo de organizarte

En la época universitaria hay tiempo para todo, aunque parece que no es así: qué pronto llegan los exámenes, ¿verdad? Si te organizas bien cada cuatrimestre, tendrás tiempo para aprobar los exámenes, hacer todos los trabajos, divertirte a tope, practicar deporte, ir a las fiestas de las facultades, e incluso hacer alguna escapada fuera de Salamanca…

Si te organizas desde el principio, te lo agradecerás a ti misma.

Sí, es cierto que muchas veces hay que cambiar los planes porque surgen imprevistos… pues se cambian, nos adaptamos, y ya está.

Pero es mucho más fácil (y menos traumático) adaptarse a algo nuevo que hay que incluir en la lista de tareas si ya tenemos una lista de tareas.

Si no, ese imprevisto puede caer como una losa, y ya sabes: los imprevistos tienen la mala costumbre de aparecer en los momentos de más estrés, agobio o saturación.

residencia estudiantesPaso 5: Sonríe, y sé feliz

Qué chorrada, ¿no?

Parece uno de esos consejos vacíos “de autoayuda”.

Pues de vacío, nada: una persona que sonríe, que mira la vida con alegría, va repartiendo esos sentimientos allá por donde va. Y resulta que vuelven a ella. Sí, como el “rebota, rebota y en tu culo explota” que decíamos de niños, pero en positivo.

Vas a vivir en una residencia universitaria en Salamanca.

Lo que implica esto ya lleva suficiente “gasolina” para tenerte sonriendo un año entero: vas a poder estudiar en la universidad (en una buena universidad), en una ciudad maravillosa, rodeada de personas en tu misma situación, y estáis en el mejor momento de la vida.

¡Eres una persona muy, muy, pero que muy afortunada!

Vendrán problemas, por supuesto. La vida es así, tiene su lado chungo. Pues te animamos a que no adelantes los problemas. ¿Cómo es eso de adelantar los problemas?

Muy fácil: si te amargas pensando que el fin de semana puede que llueva, y se te van a estropear los planes, pues ya estás adelantando problemas: ya estás sufriendo, ¡y eso que ni siquiera ha empezado a llover!

Si cancelas el plan y te quedas enfurruñada en tu habitación, dará igual que llueva o que no: ya habrás atraído un problema a tu vida, y ya estarás sufriéndolo, sea real ese problema o no.

Tira para adelante: si llueve, o graniza, pues ya encontraréis la manera de hacer algo divertido…

5 pasos para vivir mejor en una residencia universitaria
5 (100%) 2 votes

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTA AHORA CON NOSOTROS O DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

QUIERO MÁS INFORMACIÓN