CLICK AQUÍ PARA ESCRIBIRNOS

Excelentes consejos para estudiar más y mejor

Excelentes consejos para estudiar más y mejor
10 julio, 2015 Residencia Universitaria Santa Rosa de Lima
Excelentes consejos para estudiar más y mejor

Desde la residencia universitaria te damos algunso consejos para estudiar.

Estudiar cuesta. Mucho. El que diga que no, o no ha estudiado en su vida, o es superdotado, o se está quedando contigo.

Hoy os traemos unos útiles consejos para estudiar mejor, aprovechar más el tiempo que se está estudiando, y en general para tener más éxito en los exámenes. ¡Vamos allá!

Descubre los mejores consejos para estudiar Clic para tuitear

El primer consejo que te damos en la residencia de estudiantes hay que aplicarlo mucho antes de empezar a estudiar: hay que ir a clase.

Ahora, con el famoso Plan Bolonia ya implantado, ya no funciona lo de no ir a clase, fotocopiar unos apuntes y estudiarlos la noche antes del examen. Para empezar, muchos profesores no te dejarán presentarte al examen si has faltado mucho a clase. Hay muchos trabajos en grupo, tareas, exposiciones… que hay que hacer, sí o sí, para poder presentarse al examen.

Así que no queda otro remedio que asistir a clase. Esto nos servirá, además de para aprovechar las explicaciones del profesor, para tener la asignatura en la cabeza, ir realizando las tareas e irnos preparando para el día del examen con tiempo suficiente.

Hay una razón más para asistir a las clases y aprovecharlas a tope: las matrículas cuestan una pasta. Si estás estudiando en la Universidad, eres una persona privilegiada. Aprovéchalo.

Elimina distracciones a la hora de estudiar. Por eso, muchos van a la biblioteca, huyendo de las distracciones cotidianas que pueda haber en casa: compañeros, labores domésticas, vecinos, visitas inesperadas, vecinos gritones…

¿Sabes cuál es la distracción número 1? El teléfono móvil. Con este tema hay que ser tajante: el tiempo que estés estudiando, ponlo en modo avión o, mejor aún, apágalo completamente. Cuando termines de estudiar, lo enciendes y miras los emails, mensajes, whatsapps, telegrams, llamadas perdidas… que te hubieran interrumpido una y mil veces mientras estabas estudiando.

En serio: hay que apagar el móvil para estudiar

No hay nada tan urgente como para que haya que tener el móvil encendido “por si acaso”. No. Si ocurre algo grave o urgente, te enterarás. Precisamente, debido a que estamos hiperconectados, quien necesite ponerse en contacto contigo encontrará rápidamente la forma de comunicarse con otra persona de tu entorno que te hará llegar el mensaje. Pero si estudias con el móvil apagado, comprobarás, cada vez que termines de estudiar y lo enciendas, que nada de lo que te hayan comunicado era tan urgente como para merecer la pena las distracciones que te iba a causar el tenerlo encendido.

¿Queda claro? Para estudiar, móviles fuera. No te engañes a ti mismo/a, no lo necesitas mientras estás estudiando.

El lugar que elijas para estudiar es fundamental

Por eso tienen tanto éxito las bibliotecas en época de exámenes: allí se va a estudiar, no hay tareas domésticas ni distracciones sorpresa que nos vayan a interrumpir y a desconcentrar. Ojo, si queremos, podemos encontrar distracciones donde queramos: un chico que entra en la biblioteca, otro que hace ruidos, una persona que pensamos que nos mira “de forma especial”… Hay que tener clara una cosa: si nos hemos metido a la biblioteca a estudiar, es para estudiar. Estudiar cuesta, es sacrificado (preferiríamos mil veces estar en cualquier otro sitio), así que ya que estamos haciéndolo, vamos a poner todo de nuestra parte para que el tiempo dedicado a estudiar lo aprovechemos 100%.

Cuando terminemos, es imprescindible descansar y relajarnos. Pero cuando acabemos, ¿eh?, que nos conocemos…

Más sobre el lugar de estudio: podemos estudiar en nuestra habitación si somos capaces de controlar las distracciones. Si no lo vamos a hacer, mejor irnos a una sala aparte, o a la biblioteca. Recuerda: el tiempo que estemos estudiando no tiene sentido que no lo aprovechemos, así que no nos pongamos trampas a nosotros mismos a la hora de estudiar.

En nuestra residencia universitaria podrás estudiar con eficiencia y concentración.

Planificarse es clave

Y ser realista, también: si sólo te queda una semana para estudiar 5 exámenes, por mucho que te planifiques estudiar una asignatura entera cada día, no te va a dar tiempo. Así que la planificación tiene que empezar mucho antes, mientras hay clases.

Es muy importante tener claro cómo va a ser el examen, qué nos van a pedir que sepamos hacer o expresar, y cómo se va a valorar nuestro esfuerzo. Para esto, además de ir a clase, viene muy bien conocer a compañeros de cursos superiores de nuestra misma carrera. Ellos nos podrán orientar, mejor que nadie (excepto, tal vez, el profesor), sobre lo que se exige en un examen, qué se valora más, qué conocimientos son imprescindibles… Si tenemos claro cómo va a ser el examen, tenemos mucho ganado a la hora de ponernos a prepararlo.

No te pegues grandes palizas de estudiar

Es contraproducente, nos cansaremos más y retendremos mucha menos información. Se recomienda cambiar las sesiones de 2, 3 ó 4 horas seguidas estudiando, por varias sesiones de 25-30 minutos separadas por descansos de 10 minutos. Sí, de esta forma el cerebro rinde y retiene muchísimo más que si estudiamos “a lo bruto”. Tal vez la técnica “pomodoro” te sea útil para organizarte el tiempo de estudio.

En la época de nuestros abuelos y padres, se estudiaban textos enteros de memoria. Se ha comprobado que es la peor forma de estudiar: cuesta mucho esfuerzo (y tiempo) y al final no se recuerda todo. Merece la pena reducir el texto a esquemas y listas, y estudiarlas, relacionando cada elemento de la lista con su contenido correspondiente, claro. Pero sin estudiar todo “de memoria”. No funciona, nos cansa y nos desmotiva.

Un último consejo

Ten claro en tu mente el porqué del estudio. Visualiza lo que pretendes conseguir a través del estudio. ¿Aprobar un examen? Sí, pero sólo como meta intermedia. Imagínate a ti mismo/a en el futuro, terminando la carrera, abriéndote al mundo laboral, emprendiendo caminos que se apoyarán en los estudios que estás realizando ahora. Si le damos sentido a lo que hacemos, lo haremos con más ganas y con más eficacia, y venceremos las tentaciones con mayor facilidad.

¡Ánimo!

¿Te han gustado los consejos que te damos desde la residencia universitaria?

Excelentes consejos para estudiar más y mejor
4.7 (93.33%) 3 votes

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTA AHORA CON NOSOTROS O DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

QUIERO MÁS INFORMACIÓN