CLICK AQUÍ PARA ESCRIBIRNOS

¿Pero no decían que este año las habían prohibido?

¿Pero no decían que este año las habían prohibido?
22 septiembre, 2015 Residencia Universitaria Santa Rosa de Lima
¿Pero no decían que este año las habían prohibido?

Es inevitable. Con el comienzo del nuevo curso universitario, cientos de novatos y veteranos toman las calles de Salamanca entre cánticos, harina, huevos, risas, gritos, caras pintarrajeadas, kalimotxo y otros brebajes.

¿Se han vuelto locos? Bueno, un poco sí, pero se trata de una tradición que pervive año tras año, y que, por más esfuerzos que se hagan desde residencias universitarias, colegios mayores, Ayuntamiento, policía y universidades, no hay forma de erradicar.

No lo decimos nosotros, lo dice el actual Ministro de Educación, Cultura y Deporte, quien cree que no se pueden regular las novatadas, y así lo ha manifestado:

¿Cómo funcionan las novatadas?

Los veteranos (alumnos o residentes de segundo año o posteriores) llevan a los novatos (recién llegados a la facultad, residencia o colegio mayor) a desfilar por la ciudad en grupo, a menudo con las caras pintadas o con vestimentas que denotan claramente que son novatos.

Esos desfiles incluyen todo tipo de bromas, pruebas físicas y retos, que los nuevos deberán superar con algo de gracia, pues con dignidad resulta imposible. No suelen faltar huevos y harina (y algo de mala leche), colores para las caras, letras “N”, y bebidas alcohólicas, que funcionan como engrase de la maquinaria de las novatadas.

Los novatos se verán forzados a olvidar su timidez, a actuar en público y a hacer todo tipo de payasadas, que de otra manera difícilmente llevarían a cabo.

A menudo se imitan los modos militares, siendo los veteranos los que ejercen de mandos y los novatos de reclutas. Es habitual enviar a los novatos a realizar alguna “misión” que les encomiendan los veteranos: conseguir cigarrillos, pedir algo absurdo en bares y comercios, cantar, llamar la atención en público…

¿Qué tienen de bueno las novatadas?

  1. Sirven para propiciar la integración de los nuevos alumnos o residentes.
  2. Son divertidas (si se hacen con respeto y sin pasarse)
  3. Obligan a los nuevos a relacionarse, tanto entre ellos como con los veteranos.
  4. Ayudan a librarse de la timidez.

Y ¿qué tienen de negativo las novatadas?

  • Riesgo de pérdida de control.
  • Fomentan el consumo de alcohol.
  • Si algún veterano se pasa de la raya, pueden ser desagradables y hasta humillantes.
  • Van dejando un sucio rastro por la ciudad: botellas, huevos, papel higiénico, globos, harina…
  • Los novatos más tímidos se pueden sentir agobiados.
  • Las marcas de rotulador permanente en la cara tardan en borrarse.

Consejos para los novatos:

  • No te agobies. Únete a tus compañeros novatos y participa.
    Ten claros los límites. Si no estás dispuesto a hacer algo que va contra tus principios, díselo claramente al veterano/a en cuestión, sin enfrentrarte pero con seguridad. Si lo dices en voz baja es más efectivo.
  • Aprovecha para socializar a tope: con tus compañeros novatos, con los veteranos, con otros estudiantes que os encontréis durante las novatadas…
  • En las novatadas se liga. Mucho.
  • ¡Disfruta! Dentro de unos años recordaréis las novatadas con nostalgia.

Consejos para los veteranos:

  • Tened claro lo que estáis haciendo. No se trata de fastidiar a nadie, se trata de divertirse y facilitar la integración de los nuevos.
  • Ojo con la ley: aquellas acciones que se puedan considerar vejatorias pueden acarrear juicios, multas y hasta cárcel. No merece la pena.
  • Respeta. Tanto a los novatos como a las personas a las que puedan afectar las novatadas.
  • Cuidado con el mobiliario urbano. Se pueden hacer muchas tonterías sin estropear nada, y sin jugarte ser multado y acabar en comisaría.
  • Mucho ojo también con el alcohol, tanto con el que consumes tú como el que consumen los novatos: el hospital tampoco es un buen lugar para acabar un día de diversión.

Y tú, ¿qué opinas de las novatadas? ¿Cómo fue tu experiencia? Cuéntanoslo en los comentarios.

¿Pero no decían que este año las habían prohibido?
3.3 (66.67%) 3 votes

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CONTACTA AHORA CON NOSOTROS O DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

QUIERO MÁS INFORMACIÓN