CLICK AQUÍ PARA ESCRIBIRNOS

Ventajas de vivir en una residencia universitaria (Parte I)

Ventajas de vivir en una residencia universitaria (Parte I)
12 noviembre, 2015 Residencia Universitaria Santa Rosa de Lima
Ventajas de vivir en una residencia universitaria (Parte II)

¿Quieres descubrir 7 ventajas de vivir en una residencia universitaria?

¿Estás viviendo o vas a vivir en una residencia universitaria? ¡Qué suerte tienes! Es una forma genial de vivir mientras estás estudiando una carrera universitaria fuera de casa. ¿Vemos juntos qué beneficios tiene vivir en una residencia universitaria?

1.- Vas a tener más tiempo libre.

El tiempo es lo más valioso que tenemos.

Fíjate: cuando compramos algo, cuando pagamos dinero por un producto o servicio, en realidad lo que estamos comprando es el tiempo que nos hubiera costado fabricarlo nosotros mismos, aprender a hacerlo, conseguir los materiales, etc.

Nada vale más que tu tiempo, y al vivir en una residencia universitaria vas a liberarte de un montón de tareas que te consumirían el tiempo libre disponible. Cocinar, comprar, limpiar… son tareas a las que no vas a tener que dedicar horas y horas, pues en la residencia otras personas se encargan de ello por ti, para que puedas dedicar el tiempo que tienes a estudiar, leer, hacer trabajos, relacionarte con otras personas…

Sin duda, el aumento del tiempo libre disponible es uno de los principales beneficios de vivir en una residencia universitaria.

2.- Vivir acompañado, y bien acompañado.

En una residencia hay un montón de estudiantes como tú, también venidos de otras ciudades, también probablemente primerizos en la universidad. Es muy probable que en tu residencia vivan otros compañeros de tu facultad, e incluso de tu mismo curso.

Evidentemente, no te vas a llevar bien con todas las personas que viven en la residencia, pero al ser bastantes, siempre vas a encontrar a aquellas personas con las que te encuentres a gusto, compartáis aficiones, gustos o estudios, y que, en definitiva, se van a convertir en tus amigos. Y la experiencia dice que las amistades de la etapa universitaria duran para toda la vida.

Es mucho más enriquecedor convivir con muchas personas en una residencia universitaria, que con dos o tres en un piso compartido. Los círculos de contactos se amplían, conocerás a personas de otras ciudades, culturas, idiomas o países, y te beneficiarás de todo ello.

En un piso compartido también vas a estar acompañado/a, pero por menos personas. Si hay problemas, es muy incómodo vivir tan pocos en un espacio reducido sin estar a gusto. Sin embargo, en una residencia no tienes por qué estar cerca de quien te caiga mal. ¡Hay mucho donde elegir!

3.- Vas a comer bien.

En una residencia te despreocupas totalmente del tema de la alimentación. No tendrás que pensar en qué comer, ni hacer la compra, ni cocinar, ni poner la mesa, ni fregar, ni tirar la basura…

Comer bien es fundamental, en cualquier etapa de la vida, pero más aún cuando tienes que estudiar, y necesitas tener el cerebro y el cuerpo al 100%. No nos engañemos: tus habilidades culinarias no son precisamente legendarias, así que te vendrá fenomenal no tener que preocuparte de algo tan importante como la comida.

4.- Vas a vivir cómodamente.

La residencia universitaria está pensada para que vivas con comodidad. No es cuestión de rodearte de lujos, sino de hacer que tu día a día sea cómodo. Sin lugar a dudas, vivir en una residencia es mucho más cómodo que hacerlo en un piso compartido, con todo lo que ello conlleva: convivencia más descontrolada, limpieza (o no limpieza), disparidad de horarios…

➤ Sigue leyendo la parte II

Ventajas de vivir en una residencia universitaria (Parte I)
5 (100%) 1 vote

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTA AHORA CON NOSOTROS O DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

QUIERO MÁS INFORMACIÓN