CLICK AQUÍ PARA ESCRIBIRNOS

Vivir en una residencia universitaria “es bien”

Vivir en una residencia universitaria “es bien”
21 diciembre, 2015 Residencia Universitaria Santa Rosa de Lima
Biblioteca de la residencia universitaria en Salamanca Santa Rosa de Lima

Si el próximo año vas a vivir en una residencia universitaria, eres una persona afortunada. No sólo por poder estudiar en la universidad, lo cual ya es todo un privilegio, tal y como está el panorama, sino porque en una residencia universitaria vas a vivir… mejor que mejor. ¿Vemos juntos por qué?

Reconozcámoslo: somos vagos. Sí, los seres humanos utilizamos nuestra inteligencia para ahorrarnos esfuerzos evitables. Incluso podría decirse que la vagancia nos ha hecho lograr un montón de avances.

Vivir en una residencia de estudiantes no nos va a convertir en SuperVagos, no se trata de eso. Para conseguir superar la carrera habrá que estudiar y esforzarse, y mucho. La vida en una residencia universitaria o en un colegio mayor es, simplemente, mucho más cómoda.

Tampoco se trata de convertirse en seres comodones, ojo. La principal ventaja que aporta el hecho de vivir en una residencia es que el estudiante tiene más fácil el concentrarse en lo que se tiene que concentrar, que es ir a clase y estudiar.

No hay que pensar en hacer la compra, ni en fregar los cacharros, ni en limpiar una casa entera, ni en facturas… se borran de un plumazo unas cuantas responsabilidades básicas. Y el tiempo se dedica a lo que se debe dedicar, que es a afrontar las tareas universitarias.

Te recomiendo leer: Iniciando la andadura universitaria

Algo fundamental también en la vida de una residencia universitaria es la relación con los demás residentes. Por un lado, la persona que vive en una residencia estará acompañada, y muy acompañada.

Esa persona no estará sola si no quiere: en una residencia siempre hay alguien con quien hablar y con quien compartir, de quien recibir apoyo y a quién darlo.

Evidentemente, no te vas a llevar bien con el 100% de los residentes, pero siempre se encuentran personas con las que se conecta.

Esas personas que se conocen viviendo en la residencia, justo cuando se comienza a andar por el camino adulto, tienen muchísimas probabilidades de convertirse en amistades para toda la vida. Se forjan relaciones que marcarán a esas personas para siempre.

Por otra parte, viviendo en una residencia también se puede elegir cuándo estar solo. Es importante saber que se puede tener un tiempo y un espacio privado, para uno mismo, para estudiar, para pensar, para leer, para descansar.

Esto es sagrado. De la misma forma que es algo esencial el compartir la vida con otras personas, también lo es que se garantice la tranquilidad y la privacidad de los estudiantes.

Por estas razones, y por otras muchas, te aseguro que vivir en una residencia de estudiantes durante tus años universitarios es una sabia decisión. Te lo pasarás fenomenal, y aprovecharás el tiempo a tope. Y vivirás con personas que te van a aportar mucho, mucho más de lo que esperas.

¡Enhorabuena!

Vivir en una residencia universitaria “es bien”
5 (100%) 2 votes

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTA AHORA CON NOSOTROS O DÉJANOS TU TELÉFONO Y TE LLAMAMOS GRATIS

QUIERO MÁS INFORMACIÓN